Vigilancia Activa para el Cáncer de Próstata

En New York Urology Specialists ofrecemos vigilancia activa como una de las opciones de gestión para hombres con cáncer de próstata. Basándonos en la literatura disponible en la actualidad, recomendamos esta opción a los hombres con cáncer de próstata de bajo riesgo. Cuando se trata de tratamiento de cáncer de próstata– New York Urology Specialists va un paso por delante. Conozca al Dr. Alex– oncólogo urológo entrenado y un cirujano que se especializa en todos los aspectos de la atención para el cáncer de próstata temprano, avanzado y metastásico. Si tiene alguna pregunta, desea programar una consulta o si necesita una segunda opinión, por favor póngase en contacto con nosotros.

Vigilancia Activa para Hombres con Cáncer de Próstata de Bajo Riesgo

La vigilancia activa es una opción de tratamiento para los hombres con cáncer de próstata de bajo riesgo.  La justificación de la vigilancia activa incluye el hecho de que muchos casos de cáncer de próstata de bajo riesgo muchos crecen muy lentamente y pueden no causar síntomas. Al aplazar a una fecha posterior el tratamiento y si el cáncer se vuelve de “mayor riesgo”, el paciente puede evitar los efectos secundarios además de los riesgos del tratamiento tales como la disfunción eréctil, la incontinencia urinaria y otros riesgos de la cirugía y la radioterapia.
Los estudios demuestran que cuando se selecciona a hombres para realizar una vigilancia activa, un 30-50% recibirá tratamiento durante 5 años, y aproximadamente el 50% se quedará en vigilancia activa sin cambio significativo en la clasificación de riesgo de su cáncer.
Con vigilancia activa nos referimos a la supervisión cuidadosa de la enfermedad (cáncer de la próstata) con el fin de detectar y ofrecer tratamiento oportuno si el cáncer se volviera más agresivo o presentara síntomas de mayor riesgo o incluso la muerte.
El objetivo es controlar el cáncer de próstata y si llega a ser más agresivo, atraparlo en un punto donde todavía puede realizarse tratamiento curativo.
El protocolo típico para la vigilancia activa incluye biopsia de saturación al comienzo del protocolo para verificar que la enfermedad es en efecto de bajo riesgo, pruebas de PSA cada 3-6 meses y repetir la biopsia de la próstata una vez al año. Medidas adicionales tales como cambios en la dieta pueden complementar la vigilancia activa.

This post is also available in: Inglés Ruso Chino simplificado

Top